martes, 14 de junio de 2016

Fragmento, nunca vino mejor

"Hay algo bueno de estar asi inmensamente triste. De eso de tener la espina de la angustia tan fijamente clavada que la sensación de ahogo es constante [..] y de que las cosas que me tienen que hacer reír, te hacen sentir irremediablemente incompleta, inútil, sin sentido, inacabada.

Hay algo bueno, decía, algo poderoso.  Lo tengo aprendido de millones de llantos, de los tiempos en que tirada a la cama pegaba la oreja a la pared fría (helada),para escuchar lo que pasaba en el living y entre lagrimas rogarle a mi querido Jesusito que me salvara de lo que ya sabia inevitable.

En las noches eternas de angustia y llanto algo se quiebra , algo se muere para siempre. Una en la desesperación se asusta y piensa no, si yo estoy la que me estoy muriendo. Y esta muy bien, en realidad, esa muerte .Especialmente para poder recordarla, porque a la mañana siguiente con la cara hinchada y los ojos achinados una vuelve  a despertar y es igual que renacer. Se da luz a una nueva versión de una misma, a una decididamente menos vulnerable ,y en ese sentido, mucho mas perfecta.

Irse entumeciendo. La próxima vez van a tener que venir con una aguja mucho mas gruesa y clavar mucho mas profundo para lograr el mismo efecto"

"Buena leche". Lola Copacabana, pagina 129.

Salvo lo del renacer y perfecta, casi casi que la entiendo.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

El ahorcado