sábado, 1 de octubre de 2016

Cronicas de una mente autodestructiva

Es así, mis lectores anónimos... mi mente es mi peor enemigo, y creo que el de el 99.9 por ciento de la población mundial.

Me puede hacer sentir que estoy en una pesadilla muchas veces en el día, mas ahora en épocas emocionalmente frágiles. De verdad, es mi prisión, el lugar al que elijo refugiarme porque desde que tengo uso de razón que me inventa excusas para no poder sentirme mejor, para no progresar y no terminar de ser aunquesea un cumulo de lo que yo quiero ser.

Aparece en los momentos insólitos, acechandome, terminandome de convencer de que mi vida capaz nunca va a tener un rumbo ni una ruta. Me saluda con un "Hola" tímido mientras me estoy morfando alta hamburguesa con papasfritas en compañía de  amigos (real, soy fan de comer hamburguesas), un momento altamente gratificante en donde escucho una vocesita que me dice que no me olvide de que estoy mal, de que me están pasando cosas feas, Tipo, demasiado masoquista vieron?? Lo peor de todo es que son hábitos arraigados desde siempre, raíces difíciles de sacar.

El dolor no se va, no se va mas y no se que hacer. De verdad que estoy en una pesadilla, como que no me la termino de creer, un quilombo mental tremendo, Solo pasaron tres miseros meses, pero yo siento que pasaron como dos años (es un hecho emocionalmente comprobado)

Ya pase la etapa zombie, bueno, poneeeele, pero ahora me encuentro con que de verdad estoy atrapada en mi misma, en mi mente autodestructiva, un relojito que suena y suena y capaz explota como bomba, o capaz no y me quedo en la oscuridad por un tiempo largo. No se que es peor, francamente.

Me arme la cárcel mas loca de todas. Cárcel + circo mental.

Tenia una vida armada, un destino planificado, y estaba bien con eso, a pesar de que se diga lo contrario. Una zona de confort, una persona a la cual le destinaba mis iras y problemas que no podía solucionar por mi inmadurez.

Ahora que ya nada de eso esta, el vacío se hace presente, todas las dudas de mi vida e incertidumbres empiezan a sembrar "y ahora?" "que hago?" "como comienzo de vuelta?"

¿Como rearmar de nuevo una vida que supuestamente estaba resuelta?

Que idiota, que ilusa, me creía que el amor me iba a salvar. Resulta que primero tengo que autoamarme (jaja parece que puse auto-mamarme jaa, chiste malisimo) , no entendí nada de la vida.

A veces siento que viví 25 años al pedo. Rogando amor, y cariño porque no soy capaz de hacerlo conmigo misma. Cuando en realidad el amor del otro viene cuando hay autoamor.

Mientras, para concluir el momento deprimente del día, me recluyo y abrazo con mi alma la frase de que de amor nadie se muere, de que de verdad todo pasa .

PONELE.

A estas alturas, yo creo que solamente la Reina de Marte me va a terminar salvando...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El ahorcado