domingo, 15 de enero de 2017

Ayer casi me quedo afuera de mi casa, entré gracias a una pala de jardineria

(lo del titulo es verdad, me ayudo una amiga , solo prescindimos de una palita de jardin y un alambre, nuevo kit de supervivencia)

Estoy hace como tres dias completamente sola, parte de la familia se fue de vacaciones y yo como ya no puedo tomarme mas dias hasta no irme a Tailandia, decidi mudarme en esa semana a la casa familiar (aparte porque el calor se siente menos aca, noseporque pero mas lejos de la capital, mas frescor).

La verdad, es que la soledad fue algo nuevo en mi vida. Primero , adiquirida por la independencia,  la gran "me fui a vivir sola". La segunda, bueno, de un caracter sentimental, otro tipo de soledad que ya me acostumbré. Y debo decir que ya no me pone tan ansiosa como antes. Si esto me tocaba hace unos tres años ponele, yo ya salia a mandar whatsapp a todo aquel que conozca diciendo "che hacemos algo?" obviamente que yo soy muy conocida por tener cero convocatoria, la reina de los "no, me da paja" o los "mmm te digo". Me reuno con gente muy tibia tambien jaja, puedo decir esto porque nadie conocido me lee.

Hoy en dia, mas en este principio de año decidi tomarme las cosas con mas calma, yo antes ponele me ponia mal si un sabado me quedaba sola en mi casa mirando television porque no tenia con quien salir ni a tomar un helado. Ayer de repente me vi a las ocho de la noche barriendo la pileta y ansiando terminar asi me tiraba a mirar una pelicula (eso si, previamente una muy querida amiga vino a verme). Yo tenia planes de reventarla anoche, pero bueno no se pudo, y en el fondo agradeci que no tenia nada planeado para hacer.

En fin, sera que esta aparente calma y ganas de no ver a nadie repentinas me esta haciendo caer en cuenta de que me converti en una anciana de 80 años en un cuerpo de mujer de 25??... un misterio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El ahorcado